Inicio / Hogar / Energía que mueve el hogar / ¡Cocina aprovechando al máximo el amarillo de Lipigas!

¡Cocina aprovechando al máximo el amarillo de Lipigas!

En tiempos difíciles siempre es bueno ayudar al bolsillo y en Lipigas queremos poner nuestro granito de arena mostrándote 10 diferentes formas de ahorrar gas de cocina (Gas Licuado de Petróleo) sin comprometer tus alimentos:

  • Limpia los quemadores de tu cocina para asegurar su correcto funcionamiento.
  • Mantén limpias y brillantes las superficies exteriores de las ollas. Las superficies relucientes reflejan el calor (a través de la convección) en menor cantidad que las superficies pálidas o negras.
  • No uses toda la llama en comidas que no requieran mucho tiempo de cocción como huevos y panes.
  • Usa una olla que sea lo suficientemente amplia como para cubrir la llama. De lo contrario, el calor que no es absorbido por la superficie se desperdiciará.
  • La llama siempre tiene que ser entre celeste y azul. Por ejemplo, una llama amarilla o anaranjada indicará que se está llevando un proceso de combustión incompleto y se estará desperdiciando energía. Si tienes problemas técnicos, puedes contactarnos llamando al 600 600 9200.
  • Cuando un alimento líquido hierva, disminuye la potencia del quemador ya que de igual forma no sobrepasará los 100 °C. Así ahorrarás gas y podrás terminar la cocción sin problemas.
  • Es recomendable tapar las ollas para acelerar la preparación de los alimentos y mucho mejor si utilizas ollas a presión o recipientes de greda, los cuales ahorran energía y conservan el calor.
  • Si estás ocupando el horno, cierra la puerta correctamente y ábrela sólo si es necesario, ya que cada vez que abras estarás dejando escapar alrededor de un 20 por ciento del calor contenido en el interior del horno.
  • Si vas a tomar té en familia, es mucho mejor hervir el agua de la tetera una sola vez y conservarla caliente en un termo. Ahorrarás mucho más gas que volviendo a calentar agua cada vez que se te enfríe.
  • Por último, cocina grandes cantidades de alimentos y guárdalos para consumirlos en otro momento o día. Así ahorrarás gas y tiempo.

Porque el amarillo te entiende. Sigue estas simples recomendaciones y ya verás que le darás un buen respiro a tu bolsillo a fin de mes.