Inicio / Hogar / Energía que mueve el hogar / Conoce las diferentes propiedades del gas

Conoce las diferentes propiedades del gas

Además de ser una de las energías más convenientes y amigables con el medioambiente, el gas licuado del petróleo (GLP) es un combustible eficiente, seguro y siempre disponible.
Es una de las alternativas energéticas más usadas por los chilenos. De hecho nueve de cada diez hogares lo utilizan para calentar agua, cocinar alimentos y calefaccionar. Aunque más allá del uso doméstico, también se usa en la industria, en la minería y en los automóviles como sustituto del petróleo.

Pero más allá de sus usos ¿Conoces las diferentes propiedades y ventajas del GLP? En Lipigas te lo compartimos:

  • Es un combustible limpio: una de las grandes ventajas del gas licuado es que al usarlo se quema completamente, por lo que es muy eficiente y limpio. No deja residuos en el ambiente, a diferencia de la leña, el carbón o la parafina. Por ejemplo, según un estudio realizado por la Universidad de Chile, las estufas tradicionales a parafina emiten 7 veces más monóxido de carbono y material particulado fino que las a gas licuado, y esto produce un daño a la salud, especialmente al sistema respiratorio de niños y adultos mayores.
  • Es fácil de transportar y almacenar: es posible almacenarlo en cilindros y tanques, y en espacios reducidos. Nuestros repartidores retiran el cilindro vacío y lo remplazan por el lleno, sin que usted tenga que cargar el combustible ni salir a comprarlo fuera de su casa.
  • Facilita el control de temperatura: permite controlar fácilmente la temperatura y entrega un calor constante.
  • Permite el uso instantáneo: el calor requerido se obtiene de inmediato una vez encendido el artefacto.
  • Posee un elevado poder calorífico y un alto rendimiento: esto lo convierte en una energía muy eficaz. Como ejemplo, un metro cúbico de gas licuado calienta casi tres veces más que el gas natural.
  • Es una energía siempre disponible: mantiene un suministro continuo hasta en los rincones más apartados del país.
  • No es corrosivo.
  • Es inodoro e incoloro en estado natural. El denominado “olor a gas”, no es gas, sino que es un odorizante añadido para que uno pueda darse cuenta si es que se produce una fuga de gas.


En Lipigas queremos que disfrutes de nuestra energía de forma consciente e informada. Por eso, si quieres saber más acerca de nuestros productos, aquí podrás tener más información y acerca de los diferentes formatos del amarillo.