Asistencia Técnica

El gas licuado de petróleo es un combustible seguro y limpio.

Su correcta manipulación ayuda a prevenir posibles emergencias. Sin embargo, es posible que usted pueda enfrentarse a situaciones que deba controlar para evitar accidentes.

CASO 1: Si usted siente olor gas
  • Lo primero que debe hacer es cortar la llave de paso del gas.
  • Eliminar toda fuente de ignición, ya sea fósforos, luces, teléfonos u otros aparatos que, encendidos, puedan provocar alguna chispa.
  • Ventile la habitación. Comuníquese de inmediato a nuestro fono de emergencia 600 600 9200.
CASO 2: Cilindro de gas presenta falla (no trae sello o goma de hermeticidad presenta rotura)
  • Al momento de recibir su cilindro en casa, revise que éste traiga su sello de seguridad.
  • Al sacar el sello no utilice elementos cortantes que puedan dañar la goma de hermeticidad.
  • Si el sello tiene señales de haber sido intervenido o manipulado, exija el cambio de su cilindro.
CASO 3: Mi regulador no se ajusta bien al cilindro de gas
  • Recuerde que el regulador debe ser reemplazado cada 5 años, o bien antes, si detecta que éste presenta algún problema.

Si siente olor a gas, es probable que haya una fuga de gas, realice los pasos del CASO 1 y comuníquese de inmediato a nuestro fono de emergencia 600 600 9200.
Caso 4: Fuga de gas en la manguera que conecta cilindro con la cocina
  • Lo primero que debe realizar es seguir los pasos del CASO 1.
  • Revise su flexible. Recuerde utilizar flexibles especiales para GLP, los cuales son amarillos y contienen la fecha de vencimiento impresa en ellos.
  • Para los cilindros de 45 kilos debe usar flexibles manuales. Además, debe utilizar abrazaderas para los cilindros de 5, 11 y 15 kilos.
  • Si el flexible presenta alguna fisura, reemplace el flexible antes de volver a dar el gas.
  • Si tiene dudas, puede comunicarse a nuestro Servicio al Cliente al 600 500 6000.